Menstruación libre: ¿Qué es y cómo aplicarla en tu vida?

Sexualidad 21 de jun. de 2021

En un mundo donde todas van de prisa, hemos aprendido a hacerlo junto con ellas, olvidando o ignorando esos momentos en los que tu cuerpo abre una puerta para adentrarte en tu interior y guardarte solo para ti misma, esa puerta que te permite ser más sensible y agudiza tu intuición. No importa cómo vaya el mundo, esa sabiduría sigue ahí, vive en tus entrañas, solo falta despertarla.

Recuperar la  sensibilidad del útero es despertar la conciencia, detener la división cuerpo-mente que esta sociedad ha heredado como estilo de vida.

La invitación es esta, recuperar la sensibilidad del útero, ser conscientes de su fuerza, su naturaleza, su poder y comenzar a fluir junto con él.


¿Cómo recuperar la sensibilidad del útero?

  1. Visualízalo
  2. Siéntelo: durante la menstruación, en los orgasmos y cuando todo está callado.
  3. Haz una imagen, un dibujo de él y pégalo en tu cuarto, obsérvalo poniendo una mano sobre tu vientre.
  4. Dale la oportunidad de desintoxicarse.

Sobre las toallas sanitarias y tampones

Toalla femenina y tampones

Las toallas sanitarias, tampones y toallitas húmedas contienen químicos con una alta potencialidad de afectar a tu salud, pues los tejidos de la vulva son altamente absorbentes.

La mayoría de las marcas de toallas sanitarias les agregan fragancias, las cuales contienen productos químicos cuya toxicidad es desconocida, en un estudio donde se comparan diversas marcas se pudo observar como las toallas con fragancia provocaron reacciones alérgicas, erupciones alérgicas y pueden alterar el sistema endocrino (hormonal), además de ser cancerígena.

Contienen dioxinas y furanos que se utilizan para blanquear las fibras del tampón, son sustancias altamente tóxicas para tu sistema inmunológico y reproductivo, con un potencial cancerígeno y alteran tu sistema endocrino.


¿Cuáles son las alternativas?

Copa menstrual

Copa menstrual

La copa menstrual es una ma-ra-vi-lla, puedes hacer ejercicio y todas tus actividades sin ninguna preocupación, no voy a profundizar mucho en esta explicación porque con googlearlo vas a obtener la información y las imágenes necesarias para saber todo acerca de ella.

Solo quiero decirte que es una buenísima opción para contribuir al cuidado del medio ambiente porque vas a reducir por mucho el plástico a utilizar durante toda tu vida, además tus finanzas se verán recompensadas.

Práctica de la menstruación libre

Esta es una alternativa súper bonita que consiste en no utilizar absolutamente nada de toallas, ni tampones, copas etc. Aunque te suene extraño, ¡es posible!

Lo que debes saber:

  • El flujo de sangre durante la menstruación no es continuo, el útero se abre para evacuar la sangre acumulada y se vuelve a cerrar.
  • Tu cuerpo te da señales avisando que es tiempo de evacuar la sangre
  • Cuando aprendes a escuchar estas señales, te darás cuenta de que el número de evacuaciones no es alto, no te preocupes, no te la vas a pasar en el baño.
  • Se puede dormir sin tener ninguna evacuación y si esta es necesaria también lo sabrás y te despertarás.

Nota: La observación es la clave maestra del proceso de exploración interna y externa. Intenta poner atención a todo.


¿Cómo empezar en la menstruación libre?

  1. Si tienes la oportunidad de estar en tu casa durante estos días, quítate todo tipo de “protección” e intenta sentir cuando tu vientre te avise que necesita evacuar la sangre. Si no lo sientes no te preocupes, sensibilizar el útero es un camino largo porque llevamos años sin hacerle caso. Lo recuperarás, solo ten paciencia.
  2. Dirige tu atención frecuentemente a tu útero y siente la hinchazón en el vientre, pesadez, tensión y la sensación de evacuar. Estas son señales de que poco a poco irás conociendo.
  3. Ya en el baño, observa lo que te hizo ir al baño, lo que sientes en ese momento y si salió sangre o no.
  4. Identifica qué sentiste cuándo te ganó en salir la sangre antes de llegar al baño. Suele pasar cuando tardas mucho tiempo en ir al baño después de recibir los avisos, la sangre no puedes retenerla tanto como la orina así que tómalo en cuenta. También puede pasar si estornudas o haces algún esfuerzo con el abdomen.
  5. Observa la frecuencia de tu flujo y te darás cuenta de cuáles son las situaciones en las que evacuas la sangre más a menudo, por ejemplo: por la mañana, cuando te bañas, etc. Si haces ejercicio en el cual comprimes tu abdomen o vientre, por leve que sea, sé consciente que es más probable que salga la sangre debido a la compresión. Te pido que escuches tu cuerpo y si no tienes ganas de hacer nada en esos días o te sientes cansada, está bien, déjate descansar; si quieres hacer ejercicio, puedes hacer una sesión de yoga que evite las compresiones en el abdomen y las posturas invertidas o bien, puedes salir a caminar, siendo consciente de tu intención.

Las atribuciones que culturalmente se han adjudicado a la menstruación, han servido para segregar a las mujeres por mucho tiempo y en todo tipo de situaciones y escenarios. Las frases como “seguro estas en tus días”, “anda de sangrona” son parte de un discurso que damos por hecho del mismo modo que creemos que necesitamos accesorios para sobrellevar lo “mejor posible” esos días.

Lo diré siempre, tu cuerpo es sabio, solo necesitas escucharlo para saber lo que necesita.

Etiquetas

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.